Cómo rizar el pelo en casa

Como rizar el pelo desde casa

La manera más efectiva de rizar en pelo en casa, y una de las más recurrentes, es usar algún pequeño electrodoméstico que lo haga. Puede tratarse de un rizador cónico o cilíndrico, con tenacilla o sin ella, de un modelo automático o de alguno que cuente con funciones avanzadas para la protección del cabello.

Te invitamos a que visites nuestra entrada Cómo usar un rizador de pelo para conocer el funcionamiento de los principales aparatos y algunos trucos, pero ampliamos información a continuación. Te comentamos procedimientos según tu tipo de cabello y expectativas habituales, y todo puedes hacerlo tranquilamente desde casa.

Cómo rizar el pelo liso en casa

Cómo rizar el pelo liso en casa

A priori, el pelo liso parece el más difícil de rizar, pero no tiene por qué. Puede que sea liso, pero lo suficiente moldeable. En este caso, te sugerimos utilizar unas planchas rizadoras para conseguir unas ondas con volumen espectaculares, siguiendo estos pasos útiles para media lena y pelo largo.

  1. Si tienes el pelo muy liso, un espray de sal puede convertirse en tu gran aliado. No solo ayuda a moldear el cabello en el momento, sino que lo hace más moldeable a la larga, aunque no conviene abusar. Lo puedes poner cuando el pelo está aún húmedo.

  2. Pon un texturizante que se pueda utilizar en cabello seco (una vez que se haya secado de la ducha, queremos decir). Aplícalo sobre la raíz, abriendo el cabello cuando está suelto.

  3. Haz la división de las capas y toma un primer mechón de la inferior. Da igual si empiezas por la derecha o por la izquierda, lo que resulte más cómodo.

  4. Toma un mechón de cabello y cierra la plancha en torno a la parte superior, para que se enrolle. Debes ayudarte con la otra mano para girar la plancha, y mantener esta con la punta hacia abajo,aunque dependerá de qué te resulta cómodo. Así, al menos, conseguirás un resultado en la línea de lo que se lleva en la actualidad. Baja suavemente hasta la punta para el moldeado.

    Un consejo: gira el aparato hacia la nuca cuando estés moldeando los mechones que caen junto a la cara. En los demás puedes ir alternando para un resultado más natural.

  5. Si quieres, puedes ir repasando las puntas, alisándolas un poco para que hacer una onda aún más suelta. No te lo aconsejamos si la onda se te cae pronto.

Los productos que te aconsejamos son de uso voluntario, por supuesto, pero ayudan a obtener mejores resultados.

Cómo rizar el pelo corto en casa

Cómo rizar el pelo corto en casa

El pelo corto se puede rizar, por supuesto. Además, si lo llevas a capas, darás un volumen y un movimiento a tu cabello que nada tendrá que envidiar a las melenas más largas porque, además, tardarás mucho menos en moldear.

En esta ocasión, te recomendamos usar una tenacilla de un diámetro pequeño a medio (nos 16 a 24 mm) para que el marcado se note y puedas manejarla bien. Pinzar el cabello para que no se suelte es más cómodo si no tiene mucha longitud, porque de lo contrario puedes quemarte. Sigue estos pasos:

  1. Aplica un protector de calor sobre el pelo suelto y seco. Deja que actúe durante un par de minutos, que el pelo lo absorba bien.

  2. Haz una primera partición de cabello. Al tenerlo corto, es posible que tengas que tomar una capa mayor que si lo tuvieras largo, por encima de los lóbulos y no a la altura de estos. Siempre es mejor empezar por la parte de abajo.

  3. Toma la punta de un mechón mediano con la tenacilla y enrolla el mechón hacia arriba. Debes mantener la tenacilla en paralelo a la línea de tu cuello, con la punta hacia arriba. Además, teniendo el pelo corto, es preferible que la dirección del rizo sea hacia detrás, ya que quedará un efecto más bonito.

    Consejo: aunque te recomendemos tomar mechones de entre dos y tres dedos para un rizo medio, puedes variar la anchura para obtener otros resultados. Si es menor, el resultado final quedará más marcado, y si es mayor más suelto. También puedes variar como quieras.

  4. Espera unos segundos hasta que el cabello tome temperatura, sin pasarte para no quemarlo. Cuando lo vayas a soltar, tira del rizador hacia abajo para no deshacer mucho el rizo, y luego abre la pinza para terminar de soltarlo.

  5. Ve repitiendo la operación por toda tu melena, con especial cuidado de la parte de arriba que es la que más se verá. En los mechones de arriba, en lugar de poner el rizador con la punta hacia arriba puedes ponerlo de lado, en paralelo a la línea de tu hombro. Ve modificando según lo quieras más o menos ondulado.

  6. Si te gusta un poco más suelto, introduce los dedos en tu melena una vez que hayas terminado, y peina a tu gusto para deshacer la onda.

  7. Si quieres tener más volumen, coge un mechón superior más o menos a la altura de la coronilla. Levanta el mechón, pon un poco de champú seco sobre la raíz y, con un peine o volumizador, carda un poco la parte de atrás. También puedes usar laca, aunque deja residuos. Repite la operación sobre los mechones laterales a los que quieras dar más volumen. Al tener el pelo corto, el resultado será muy vistoso.

Como te comentábamos en Cómo usar un rizador de pelo, el pelo se encuentra en un estado ideal para el moldeado cuando han pasado varias horas desde lo que lavaste. Por eso muchos peluqueros recomiendan lavarlo la noche antes de un recogido, y algunas youtubers siguen su consejo.

Cómo rizar el pelo ondulado

Cómo rizar el pelo ondulado

En este caso, te invitamos a usar un rizador cónico para conservar la naturalidad de tu cabello, que es ya es ondulado de por sí. Lo habitual es que un rizador con esta forma no lleve tenacilla, aunque hay algunos modelos que sí la incorporan.

De lo que se trata entonces de hacer las particiones y enrollar el pelo en torno al barril cónico. Te resultará más cómodo si mantienes la punta hacia abajo y no hacia arriba, pero no olvides ponerte el guante de seguridad para sujetar la punta todo el tiempo sin que se suelte. A medida que el pelo vaya tomando temperatura, te puedes quemar. Ve alternando la dirección del rizo, aunque te recordamos que para los mechones que pegan a la cara es mejor hacia atrás.

Espera unos segundos y suelta el mechón. Para ello, tira de la punta cuando aún lo tengas enrollado y luego, simplemente, retira el aparato. Repite por todo el cabello y, cuando hayas terminado, moldea con las manos a tu gusto para abrirlo más, si quieres.

¿Se puede hacer sin plancha?

Por supuesto. De hecho, si te gustar llevar el pelo ondulado o rizado siempre es mejor que varíes, para así no someterlo a un agente tan agresivo como el calor constantemente.

Una opción que nos gusta mucho son los rodillos de tela de Ms. Dear, que son muy flexibles y tan cómodos que puedes llevarlos durmiendo. Con el cabello aún húmedo, separa en mechones y ve enrollándolos en torno a los rodillos. Para cerrarlos, tienes que hacer un nudo que quede sobre la punta del mechón para evitar que se suelte. Como la pieza tiene la suficiente extensión, no te costará trabajo hacerlo.

Cuando hayas terminado tienes varias opciones. Una de ellas es secar con secador, a una temperatura/flujo de aire medio para que no se deshaga. Lo ideal, sin embargo, es dejártelos toda la noche y retirarlos a la mañana siguiente. Si no quieres irte a dormir con el pelo húmedo, sécalo un poco sin deshacer. Al día siguiente podrás moldear el resultado a tu gusto. Ya verás que, a medida que practiques, el método no te llevará nada y conseguirás muy buenos resultados de forma saludable.

Con todo, debes convencerte de algo: la belleza está en ti. Solamente se trata de conocer unos trucos para sacar el máximo partido.